Celebración de los 150 años en Palma

La familia Oblata de Petit (Palma) celebró una Eucaristía para cerrar el año de los 150 de apertura de la primera casa; dando gracias al Señor por esta gran Familia Oblata que hemos ido formando.

Como decía la Madre Antonia:»Estoy contenta, tan segura de que Dios me llamó a esta obra, tan tranquila en mi vocación, que mi único deseo es serle fiel». Y la fidelidad significa, llenarse de ternura y contagiar amor a quienes nunca han sido amadas.