Una tarde lluviosa y copiosa

La comunidad de Aiete, esperaba una jornada de encuentro con la Comisión de Pastoral Juvenil y Laicado desde hacía mucho tiempo, estaba programado en conexión con la comunidad de Pamplona para finales del curso. Pero exactamente, ¿cuándo llegan? preguntaban algunas hermanas Cuántas vendrán? se interesaban otras. Al fin, llegaron por la tarde del día 12 de Junio con LLUVIA COPIOSA DE VIDA. Era la mitad de la Comisión: Nieves de León, de la Comunidad de Barcelona, Luz Stella Torres Ramírez de la Comunidad de Ascoli Piceno- Italia- y Alba Fernández Laica de Alicante. Joven, que junto a otras jóvenes nos han regalado el Vídeo vocación del Blog “SER OBLATA”, en lenguaje del s.XXI. ALBA, de forma velada, se hace portavoz con estas sencillas y profundas palabras: la oración diaria -de la Oblata- renueva las fuerzas con momentos de silencio y reflexión. Ayuda a sentir la presencia del Espíritu de Dios en medio del mundo”. Está en la Red, y ¡qué bien nos hace retomarlo! (Cf. Web.oblatas en Europa.
Les damos la Bienvenida de forma muy familiar y con la melodía muy aprendida por la comunidad desde hace mucho tiempo. “Acoger, abrazar, asumir, integrar y mirar con amor nuestra realidad, para comulgar y transformar”.
Por parte de la Comisión: Nieves, Stella y Alba pronto se sitúan en la casa y nos convocan en la presencia del Señor, a un breve encuentro donde se abrace el rol de las hermanas mayores como memoria histórica e identificación carismática, con el potencial vital de jóvenes ilusionadas por su vocación, para caminar juntas marcando el futuro en la misión compartida con los laicos. Lo visualizamos con esta imagen, expresión de un signo de vida a destacar, el abrazo de la hermana mayor de la comunidad con la hermana más joven de la provincia de Europa.
Queda nuestro compromiso de dar continuidad al camino emprendido por la Comisión a lo largo del año 2012 y 2013: editar historias vocacionales que sean testimonios de vida de Oblata significativas para nuestro mundo más cercano. Una hermana ya está elaborando con ayuda de un sobrino su legado en la misión de Argentina.
Finalmente, seguimos en el proceso de sembrar y apostar por la creación de un grupo que nos vaya conociendo y colabore en la MISIÓN COMPARTIDA. Solo Poco a poco…y con ayuda de la Comisión llegaremos antes. ¡ES NUESTRO DESAFÍO!