Fiesta de fin de curso en la Residencia de Murcia

El pasado 15 de mayo tuvo lugar en la Residencia Universitaria Oblatas la fiesta de fin de curso 2013/2014.

Este año la temática elegida por las representantes fue “Oblatas por el mundo”, por lo que la eucaristía se basó, igual que la fiesta, en los viajes, porque el curso no es más que otro viaje en nuestra vida con sus experiencias y vivencias.
Durante el desarrollo de la misma, las residentes pudieron reflexionar sobre lo positivo del viaje, así como olvidar y deshacerse de lo negativo del mismo. Los símbolos de la eucaristía como todo buen viaje fueron: un pasaporte que nos permite iniciar el viaje, cada uno marcado con un destino; una maleta que traemos llena de ilusión y nos llevamos cargada de recuerdos; unos zapatos cómodos para cuando se hace duro el viaje y hay que hacer largas caminatas para llegar a nuestro destino y por último un libro, ese libro que tanto nos hace sufrir y que a la vez tanto nos aporta.
Antes de terminar esta eucaristía, como al final de todos los viajes, les tocó despedirse a las residentes que se graduaban este año, a través de una emocionante acción de gracias, donde las lágrimas y los recuerdos no tardaron en aparecer.

Acto seguido, tuvo lugar la cena y fiesta de fin de curso, en la que todos los que vivimos y trabajamos en la residencia, pudimos disfrutar de un largo viaje en la mejor compañía, “Air Oblatas” ya que pudimos viajar desde la India a Brasil, pasando por Méjico y Estados Unidos, en los que la risa y la creatividad no faltaron.

Y como siempre, las pasajeras/residentes de este viaje se llevaron un souvenir del mismo, especialmente las que se graduaron, que pudieron disfrutar de unas palabras de amistad y amor por parte de las personas que han compartido este viaje con ellas, en las que quedó claro que no era un adiós sino un hasta luego.

Finalmente, acabó a ritmo de música y con la mejor fiesta de disfraces por las calles de Murcia, y es que no se me ocurre una compañía mejor que oblatas para realizar este viaje en nuestra vida, una experiencia inmejorable que finalizó con una fiesta inolvidable.

Elena Ramírez Martínez.